Huawei Matebook D15

Huawei Matebook D15

Llevaba un tiempo con la intención de comprar un portátil. Después de muchos años en Apple, tenía ganas de volver a Windows. Los dos tienen sus cosas buenas y malas y en mi opinión los dos sistemas son necesarios. El caso es que no me quería gastar más de 500€ por lo cual estuve mirando durante unas semanas todos los portátiles que rondan ese precio. Y aquí no me gasté más de 560€. Un poco más, pero mereció la pena. Tenía claro que no quería un portátil para jugar ni para hacer proyectos gigantescos que requieran un hardware descomunal. Buscaba un portátil equilibrado con el cual poder trabajar sin problemas y que mover algunas aplicaciones no fuera un suplicio, y sí algún que otro juego se deja meter mano pues mejor. Y al final lo encontré. Encontré el Huawei Matebook D15. Este ordenador monta una buena pantalla de 15.6” FullHD con un procesador AMD Ryzen 5 3500u, una gráfica Radeon Vega 8 y un total de 8GB RAM (no ampliables), de disco duro tenemos 256GB SSD pero que por suerte tenemos otro slot en el que podemos meter otro SSD de más capacidad y así poder ir sobrados. Además viene con Windows 10 Home de serie. Sinceramente es lo mejor que pude encontrar a ese precio después de buscar y buscar. Los acabados son de aluminio y dan sensación de robustez al tacto. La pantalla cubre casi todo el marco y es grande y muy disfrutable. Un panel IPS FHD.

Después de un rato con la introducción y configuración a Windows 10 ya estamos listos para disfrutar del portátil. Enciende enseguida, es realmente rápido y ágil. Las aplicaciones funcionan como un tiro y en ningún momento se queda atascado. Realmente le he dedicado bastantes horas y he estado trasteando con bastantes aplicaciones. Se deja trabajar muy bien. Algo que también me gustaría destacar es el tema de la temperatura. En ningún momento se recalienta como otros portátiles. Tiene un sistema de disipación de calor bastante conseguido. Algo que hay que remarcar es que la bateria con un uso normal dura una media de 5 horas. Si le metemos caña baja ese tiempo pero tenemos la suerte de tener un cargador de carga rápida que carga el 50% en una media hora, lo cual hoy en día es algo indispensable. Y el cargado al 100% en mi caso no duró más de dos horas y poco.

Una de las cosas más curiosas es que tiene la webcam escondida bajo una tecla. Ya sabemos que hoy en día por alguna razón las webcam en los portátiles tienen una calidad que deja bastante que desear en su gran mayoria y aquí no podemos hacer nada. Pero no deja de ser una curiosidad y una comodidad, cuando actualmente hay mucha gente bastante asustada en el tema de la privacidad y el espionaje. Por último, comentar que tiene un lector de huellas que funciona perfectamente y sirve para iniciar sesión en windows, entre otras cosas. Realmente es un producto que da mucho el pego por su precio y caracteristicas. Si realmente bucas un portátil ni caro ni barato y que se pueda defender muy bien, ésta es la opción. Mucha gente quiere un dispositivo para trabajar pero que no sea algo barato que le dure 2 días, además de que un portátil que ronda los 1.000€ no está al alcance de cualquiera y seguramente es innecesario para el día a día de un usuario normal. Hay que tener en cuenta que este portatil salió a un precio de 699€ e incluso en muchas tiendas está rozando los 600€. Actualmente podéis encontrar alguna que otra oferta, por no decir la mejor del mercado. Volver al blog.